Y de follar, ni hablamos…


Esta mujer no tiene pelos en el cerebro

¡¡¡qué gusto da escucharle, aunque lo que diga de por rasca!!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.